Quieres decorar al estilo Nordico? Aqui tenemos buenos tips...

Quieres decorar al estilo Nordico? Aqui tenemos buenos tips...

Qué es el estilo nórdico?

oferta en decoración nórdica

A la decoración nórdica también se le conoce con el nombre de “decoración escandinava”. Ello se debe a que el estilo es originario de países como Noruega, Suecia y Dinamarca, considerado uno de los más populares del mundo.

Se caracteriza porque las casas de estilo nórdico son funcionales, cómodas y en el que no se llena el espacio con piezas que no vayan a utilizarse.

Cuáles son las características del estilo nórdico?

Quien quiera tener una casa de estilo nórdico, va a tener que tomarse muy en serio estas reglas, porque si no creará un espacio muy agobiante para él y toda su familia.

 

Colores

El blanco es el color que es más utilizado en este tipo de decoración. Paredes en blanco, salvo que se cubran con un papel de tapiz con un patrón moderno para darle algo de color.

Se puede utilizar variantes como el color hueso, especialmente para el suelo y el techo. Otra opción que dan los colores nórdicos es el combinado. Gris con beige, por ejemplo, es la mezcla más usada.

En el caso de que se quiera aportar otras pinturas para la decoración nórdica, se emplean las variantes en los muebles, como el naranja, azul mar, amarillo o en un tono anaranjado pero muy claro.

Tienes varias opciones para lograr llevar ese estilo decorativo a tu casa con una gran gama de colores.

Uso de elementos naturales

Cuero, las pieles… en lugar de textiles como sucede en otros estilos de decoración, la decoración nórdica emplea estos elementos para aportar algo de estilo.

Por otro lado, para que haya un look más natural, se emplea especialmente las plantas. Plantas vivas para zonas cálidas y de plástico para los lugares más fríos.

Muebles simples

Bajos, sencillos y con líneas rectas. Estas son las características que deben tener los muebles de una decoración escandinava.

Los que ya conozcan tiendas como IKEA, saben que así son los muebles nórdicos. Muy sencillos, pero bastante prácticos. Aunque se apuesta generalmente por el blanco, un color madera claro también es bien recibido.

Una decoración minimalista

Nada de una enorme cantidad de muebles llenando toda la habitación. El que busque una decoración estilo nórdico para su hogar, tendrás que tener un espacio sencillo y con lo justo y suficiente.

Algunos accesorios

Que el estilo nórdico se base en la simpleza, no quiere decir que no se puedan tener algunos accesorios para adornar las paredes de tu hogar.

Por ejemplo, marcos de gran tamaño, o varios pequeños colocados como si fueran un collage, piezas de arte clásicas o modernas… Siempre y claro sean piezas claras o muy oscuras para hacer contraste.

 

¿Qué textiles acepta?

Una decoración originaria de los países fríos no podía dejar de lado las cortinas, las mantas y las alfombras. En este aspecto, se busca más que sean un elemento decorativo más que prácticos.



Por ejemplo, usar textiles de piel o de lanas muy gruesas en los cojines o en el tapizado del sofá.

Aprovechando la luz natural

La última característica de este estilo tan particular es aprovechar al máximo la luz natural. Gracias a él uso del blanco, la habitación es más luminosa.

Pero aprovechando al máximo la luz de las ventanas, se disfruta de la mayor cantidad de luz natural durante el día.

¿Cuáles son los colores más característicos de la decoración nórdica?

¿Ha llegado el momento de escoger la pintura de estilo nórdico para las paredes de tu casa? Muy bien, pues toma buena nota, porque estos son los más utilizados:

www.milahome.mx 

Blanco

El color protagonista del diseño nórdico por excelencia. Perfecto para que las habitaciones pequeñas parezcan más grandes y se logre crear un espacio acogedor.

Debe ser en tonos muy claros, aunque se puede jugar con todos los tipos de tonalidades, dándole un aspecto muy destacado a cada parte de la casa.

Gris

Es otro color que está bastante presente en cualquier ambiente escandinavo. En las versiones más claras, puede actuar como si fuera un color neutro, que no roba nada de luz.

Además, en el caso de que vayas a optar por la combinación de colores nórdicos, entonces, elegirás bien. El gris combina de maravilla con cualquier otro color de este estilo.

Si quieres crear contraste, puedes usar tonos más oscuros del gris, pero solo en complementos o en algunos elementos puntuales.

Verde

El color de la naturaleza está bastante presente en la decoración de estilo nórdico, casi tanto como el blanco.

Existen dos opciones: pintar las paredes en un tono verde claro o bien apostar por la incorporación de muebles de madera o de plantas. Especialmente se emplea en salones y dormitorios.

Pastel

Otra opción es que apostases por los colores nórdicos de tipo pastel. Para algunos, son colores infantiles y ñoños. Pero no te dejes engañar por su fama.

Son colores relajantes, que ayudan a crear espacios diáfanos y elegantes. Con uno de estos colores en tu casa, tendrás asegurada la incorporación del estilo nórdico.

Azul

Un color que nunca falta en ningún estilo de decoración, y no lo iba a hacer en el estilo nórdico. Tiene el mismo poder que el color blanco, aunque este aumenta visualmente la cantidad de luz natural.

Se puede usar en las paredes o en la tapicería de los sofás y las butacas, o incluirlo con textiles.

Rosa cuarzo

Fue escogido como el color de 2016, y desde entonces se ha introducido en los hogares de una manera aplastante. Un color suave y delicado, muy apreciado en las casas de estilo nórdico.

Deberías plantarte escogerlo para pintar las paredes de tu hogar.

Construyendo un salón con la decoración con estilo nórdico

El salón es el punto de reunión de familiares y amigos. Por ello, debe ser el lugar más cómodo y práctico de toda la casa.

Es por lo que, apuesta el estilo de decoración nórdico, aprovechando al máximo la luz para darle un aspecto más amplio.

 

Un mobiliario sencillo

Para construir un salón de estilo nórdico, hay que apostar por los muebles que sean sencillos, pero muy prácticos y funcionales. Por ello, los muebles tienen que tener líneas rectas, ser bastante simples.

Por ejemplo, en lugar de comprar un mueble de salón bastante ostentoso, se apuesta por un mueble de televisión simple, con un par de estanterías altas en los costados o varias baldas sobre la televisión.

 

El sofá no debe ser ni muy grande ni muy pequeño. Puedes tener una chaise longue o un sofá triplaza, pero siempre y cuando este tenga un diseño muy simple.

En el caso de las mesas para comedor, estas son de madera. Las sillas pueden estar tapizadas, siempre y cuando las patas sean de madera y estén visibles.

El aprovechamiento del espacio es una de las claves de este estilo decorativo. Muebles muy minimalistas, pero con la posibilidad de darles muchos usos.

Y una distribución que en ningún momento corte el movimiento o el paso por la sala.


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario